Sugerencias

    ¿Limitar el cambio climático? Empieza por la iluminación

     

    19 de julio de 2022

     

    Un cambio global a iluminación LED puede acelerar el impulso hacia la eficiencia energética y la neutralidad en carbono.

     

    En la conferencia COP26, celebrada en Glasgow en noviembre de 2021, gobiernos y empresas se deshicieron en promesas y compromisos para reducir las emisiones, ampliar los esfuerzos en materia de sostenibilidad y lograr la neutralidad de carbono. Sin embargo, para conseguir un impulso real, las palabras deben convertirse en acciones.

     

    Para hacer viables estas ambiciones, los propietarios de los edificios deben lograr edificios eficientes energéticamente y neutrales en emisiones de carbono, a la vez que mantienen o aumentan la calidad de vida de las personas que trabajan y viven en ellos. Los reacondicionamientos en busca de la eficiencia energética son cruciales aquí, pero llevan tiempo y este se está agotando. Es aquí donde entra en juego la iluminación.

     

    Actualizar los puntos de luz convencionales a iluminación LED sostenible, sustituir los puntos de alumbrado urbano estándar por puntos de alumbrado urbano conectado y postes inteligentes, poner el sistema de iluminación bajo gestión inteligente... Cambios como estos son mucho más rápidos y menos invasivos que cambiar los sistemas de climatización y de agua. No es que las renovaciones de edificios no deban incluir estas técnicas de ahorro energético, sino que el cambio a LED conectados y gestionados puede aumentar la eficiencia energética, reducir los costes y disminuir las emisiones de carbono ahora.

     

    La iluminación LED sostenible suele producir luz útil durante al menos 15 veces más tiempo: más de 30.000 horas de tiempo de encendido antes de tener que sustituirlos, en lugar de las 2.000 horas de las fuentes de luz convencionales, y consumen hasta un 80% menos de energía que sus homólogos convencionales. Una mayor vida útil de los LED impulsa el ahorro a lo largo del ciclo de vida del producto: ahorro en materiales al fabricar productos de iluminación que duran mucho más, ahorro en costes de instalación para sistemas que estarán funcionando durante 10 años o más, ahorro en costes de mantenimiento y sustitución con puntos de luz que no fallan ni se agotan, y reducen significativamente la demanda eléctrica durante las operaciones.

    El fomento de los reacondicionamientos que mejoran la eficiencia energética en el entorno construido y una mejor planificación del desarrollo de nuevas infraestructuras, que se centre en tecnologías que puedan acelerar la reducción de las emisiones de carbono, pueden ofrecer resultados concretos".

    "El cambio a LED constituye una de las renovaciones más rápidas para recortar drásticamente las emisiones de carbono: no requiere grandes inversiones de capital y tiene un tiempo de amortización breve", afirmó Stephen Rouatt, CEO de Signify en Reino Unido e Irlanda.

     

    Según el Departamento de Energía de Estados Unidos, la iluminación representa el 15% del consumo de electricidad global y el 5% de las emisiones de gases de efecto invernadero en todo el mundo. Un cambio a gran escala a la iluminación mediante LED podría reducir las emisiones de CO2 en 800 millones toneladas al año, lo que equivale al cierre de 684 centrales eléctricas que generan energía a partir del carbón. El ahorro de costes anual sería de 26 mil millones de dólares solo en Estados Unidos.

     

    Las ventajas de cambiar a la iluminación mediante LED no se detienen ahí. Los sistemas de iluminación conectados pueden ayudar a las personas a llevar una vida más inteligente, más feliz y más saludable y, a la vez, su impacto sobre el planeta es mucho menor que el de la iluminación convencional.

     

    En las ciudades, los postes inteligentes pueden servir como activos verticales que pueden utilizarse para ofrecer prestaciones de Smart City y de Internet de la Cosas en los espacios urbanos. Los postes inteligentes pueden integrar conectividad 4G/5G y pueden albergar puntos de acceso de banda ancha públicos, cámaras de seguridad, micrófonos, sensores, vallas publicitarias digitales, puertos de carga para VE y otros dispositivos inteligentes. Todo ello contribuye a mejorar la conectividad, la seguridad y la habitabilidad en ciudades y pueblos.

    En las oficinas, los tragaluces artificiales basados en LED pueden imitar el ritmo de la luz natural y simular la naturaleza para respaldar los ritmos circadianos humanos, lo que mejoraría significativamente el bienestar de los empleados y la productividad en el lugar de trabajo.

     

    A medida que nos vamos acercando a la COP27, que está previsto que se celebre en noviembre de 2022 en la ciudad egipcia de Sharm El-Sheikh (la primera Conferencia sobre el clima que se celebrará en África desde 2016), también es el momento de empezar a considerar la iluminación solar y las oportunidades que aporta la tecnología para el continente.

     

    África es hogar de varios países sumamente vulnerables a los impactos del cambio climático. Irónicamente, estos países contribuyen muy poco al problema. Se estima que 600 millones personas no tienen acceso a la electricidad. Por tanto, dar un salto en lo que a tecnología se refiere, para crear una infraestructura de iluminación mediante LED sostenible y basada en la energía solar tiene todo el sentido del mundo.

     

    Harry Verhaar, Head of Global Public & Government Affairs en Signify, es franco sobre los retos a los que nos estamos enfrentando a nivel global.

    Necesitamos duplicar la velocidad de la acción en todas las áreas y, más que nunca, necesitamos resultados a corto plazo, para doblar la curva de las emisiones de carbono y para generar la confianza necesaria en nuestra capacidad de limitar el calentamiento global a 1,5 °C".

    "Hay buenas razones para empezar por la iluminación. Además, contamos con el beneficio añadido de que sus resultados son claramente visibles: hogares más cómodos, entornos urbanos más seguros y atractivos, y lugares de trabajo más agradables. Tenemos que actuar ya. Si no lo hacemos, todo lo que nos retrasemos hoy acabaremos lamentándolo mañana".

     

    Descubre cómo puedes mejorar la eficiencia energética y acelerar la reducción de las emisiones de carbono a través de la iluminación aquí.

    Sobre el autor: 

    Jonathan Weinert

    Jonathan Weinert

     

    IoT e iluminación inteligente, Signify

    Para más información:

    Signify Communications Spain & Portugal

    Jordi Manrique

    Email: jordi.manrique@signify.com

    Sobre Signify

     

    Signify (Euronext: LIGHT) es el líder mundial en iluminación para profesionales y consumidores e iluminación para el Internet de las Cosas. Nuestros productos de Philips, los sistemas de iluminación conectados Interact y los servicios habilitados para datos, dan valor al negocio y transforma la vida en casas, edificios y espacios públicos. Con unas ventas de 6.900 millones de euros en 2021, 37.000 empleados aproximadamente y una presencia en más de 70 países. Ponemos en valor el extraordinario potencial de la luz para unas vidas más brillantes y un mundo mejor. Alcanzamos la neutralidad de carbono en 2020 y estamos en el Índice de Sostenibilidad Dow Jones desde nuestra OPI por cinco años consecutivos, siendo líderes en la industria en 20172018 y 2019. Las noticias de Signify están en el NewsroomTwitter y LinkedIn. La información para los inversores se puede encontrar en la página de Investor Relations.

    Meydan Bridge

    Más blogs

    • Colegios inteligentes para un mejor aprendizaje

      agosto 05, 2022

      Colegios inteligentes para un mejor aprendizaje

    • La iluminación LED puede acelerar la neutralidad de carbono

      julio 19, 2022

      La iluminación LED puede acelerar la neutralidad de carbono

    • Hacia la economía circular en la iluminación

      junio 17, 2022

      Hacia la economía circular en la iluminación